Bolas chinas y embarazo ¿antes o despues?


Muchas son las dudas , que nos surgen cuando estamos o nos vamos a quedar embarazadas , y sobre todo a la hora de saber si debemos o no hacer ejercicios de Kegel o usar las bolas chinas. Cada embarazo es diferente por lo que lo primero que debes hacer es consultar con tu ginecologa/o. Pero en general su uso es recomendable y seguro.

El suelo pélvico de la mujer cumple un papel fundamental durante el embarazo y el parto.

Son muchas las ventajas de hacer  ejercicios para fortalecer la musculatura del suelo pélvico con el uso de bolas chinas  o esferas vaginales antes, durante y después del embarazo:

Soportar mejor el peso creciente del útero sobre el suelo pélvico

·  Evitar los escapes de orina y de gases

· Disminuir la duración del parto, disminuyendo o eliminando desgarros y otras complicaciones similares

·Facilitar una pronta y mejor  recuperación tras el parto

·Evitar el prolapso (descenso o caída) de los órganos pélvicos tras el parto

·Facilitar relaciones sexuales más placenteras

Además, estudios clínicos concluyen que ejercitar y reforzar la musculatura del suelo pélvico antes de dar a luz, previene los riesgos de incontinencia urinaria en los últimos meses de embarazo y durante el posparto.

Algunos estudios demuestran un efecto positivo de los ejercicios de fortalecimiento muscular del suelo pélvico en el tratamiento del prolapso severo . Se sabe que existe una estrecha correlación entre el hecho de haber dado a luz y la probabilidad de desarrollar un prolapso pélvico en el futuro, con lo cual la necesidad de realizar ejercicios destinados a fortalecer la musculatura del suelo pélvico toma una dimensión mucho más importante para aquellas mujeres que han sido madres o piensan serlo en un futuro.

Para algunas mujeres, los síntomas que experimentan en los meses posteriores al parto disminuyen por sí solos.  Sin embargo, muchas otras mujeres presentan síntomas de incontinencia urinaria un año después de dar a luz y para muchas de ellas el problema persiste de por vida, empeorando con la edad.

Afortunadamente, los estudios demuestran que un programa regular de ejercicios del suelo pélvico contribuye muy positivamente a recuperar el tono muscular en la zona perineal.  De hecho, con las  bolas chinas , si los ejercicios se realizan con constancia y disciplina, los resultados pueden comenzar a notarse en un breve período de 15 días.  Realizar la terapia de mantenimiento resulta aún más fácil ya que tan sólo se requiere que se realicen estos ejercicios una ó dos veces por semana.

Recomendamos que consultes a tu matrona o ginecólogo acerca del momento ideal para comenzar a ejercitar tu suelo pélvico tras el parto.  En el caso de que se te haya practicado una cesarea, no deberías comenzar a usar las bolas chinas hasta la completa cicatrización de la misma.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *