Algunos consejos para la sequedad vaginal


Causas que afectan la sequedad

En la actualidad los principales motivos de resequedad en la zona íntima de muchas mujeres, tiene solución con los diferentes tratamientos a base de hormonas y las aplicaciones de geles para una mejor lubricación durante el coito. Los casos más frecuentes se producen durante la menopausia o postmenopausia, pero también existen otros motivos que provocan esta sintomatología.

El cuerpo de la mujer sufre ante esta falta de estrógenos la denominada vaginitis atrófica, porque estas hormonas son las que mantienen los tejidos saludables y totalmente lubricados durante las relaciones sexuales, evitando la sequedad. Las diferentes causas que provocan falta de lubricación y pueden presentar estas afecciones, son:
Estrés grave o depresión
Actividad física rigurosa
Cirugía de extirpación de ovarios
Quimioterapias
Medicamentos y hormonas durante tratamientos del cáncer de mama.
Infertilidad
Anticonceptivos
Endometriosis
Miomas uterinos
Irritaciones por jabones íntimos
Duchas vaginales
Tampones
Condones
Tabaquismo
Radioterapia en el área pélvica
Enfermedades genéticas o endocrinas
Diabetes
Periodos largos de abstinencia en las relaciones sexuales
Disfunciones sexuales

Síntomas frecuentes y uso de lubricantes
Las mujeres después del parto y durante la etapa de lactancia también pueden padecer estas alteraciones, porque se reducen sus niveles de estrógenos. Las pruebas y exámenes médicos se recomiendan cuando existen síntomas como sangrado leve en el momento del coito, ardor al orinar, flujo leve, dolor durante la penetración o picazón en la vagina. El control ginecológico detecta el estado de las paredes vaginales, ante la coloración rojiza que se aprecia y las características de los tejidos. Analizando el flujo vaginal se pueden conocer las causas reales, para determinar el mejor tratamiento.

Una forma eficaz de mantener esta zona siempre hidratada, suave y en perfectas condiciones es usar lubricantes, que se pueden adquirir en sex shops o farmacias. Productos que se presentan en diferentes opciones, sabores, olores y variedades sin necesidad de recetas. Representan la mejor propuesta para mantener humectada la vagina y se colocan directamente en el área durante el acto sexual.

La mucosa es fundamental para mantener el estado de lubricación de las paredes vaginales, que dependerá de la regulación hormonal. La sequedad en el epitelio mucoso afecta la flora vaginal y presenta los síntomas que requieren el mejor lubricante artificial. Esta ausencia de fluidos es importante para mantener relaciones íntimas, pero también porque reduce la acción de defensa contra agentes patógenos, bacterias y microorganismos que aumentan las posibilidades de enfermedades.

Hormonas sexuales fundamentales para producir una secreción normal de la vagina, reemplazada por los excelentes lubricantes que ofrece el mercado. La excitación sexual aumenta, se recuperan las secreciones de la pared vaginal y mejora el tiempo del acto sexual con la aplicación directa de estas sustancias, que cumplen la función de hidratación simulando el flujo que producen las hormonas normalmente.

El tratamiento a base de lubricantes es recomendado por los médicos al ser sustancias ligeras, que se aplican para evitar la sequedad vaginal durante los cambios atróficos irreversibles. No reemplazan la terapia hormonal, recomendados como tratamiento de mantenimiento durante las relaciones para reducir totalmente las sensaciones de irritación.

Estos humectantes que simulan el flujo vaginal en el momento de mayor intimidad aportan un gran alivio, disminuyendo considerablemente el rechazo de las mujeres con estos padecimientos. Los síntomas de la sequedad desaparecen para disfrutar de la sexualidad con los lubricantes vaginales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *